Ex-Alumnos


Me vine a Alemania lleno de expectativas, metas y por supuesto, un poco de miedo”

José Alejandro Urbina

José Alejandro Urbina es un ex alumno del Colegio Humboldt Caracas que actualmente se encuentra en Alemania, específicamente en la Universidad de Duisburg, en Essen, donde aspira obtener el título de administrador. De manera muy optimista y positiva, relata que se encuentra muy feliz de estar en tierras germanas, aunque haya tenido un poco de miedo al principio. Pese a haber perdido inicialmente el cupo en la Universidad por fallas en las comunicaciones, fue atendido muy cordial y amablemente , y de esta manera, pudo acceder a este recinto.

Urbina explica, que esta Institución en la que se encuentra, fundada en el año 2003, está entre las 10 más grandes de Alemania, con aproximadamente 43.000 estudiantes de diversas naciones del mundo, afirmando que cuenta con programas de pregrado y postgrado, y que además, está muy bien conceptuada en el ámbito internacional por su calidad, por eso ocupa el lugar 200 entre las universidades del mundo según Times Higher Education Ranking, y el decimonoveno lugar en Times Higher Education Young University Ranking .

El ex humboldtiano explicando un poco el proceso de emigración a Alemania para personas interesadas en estudiar en dicho país, que no tengan pasaporte alemán o europeo, afirma que básicamente solicitan 2 requisitos, el primero es que se demuestre que la persona sea solicitada personalmente en Alemania, bien sea porque fue admitida en una universidad o porque alguien en Alemania asuma hacerse cargo de ella. Al menos esta es la información que maneja, del mismo modo, indica que en la página web de la embajada se indica con precisión los requisitos que se ameriten para cada caso.

Recepción cordial en la Universidad

Muchas personas tienen la idea que los alemanes son personas frías y cerradas, pero en el caso de Urbina, declara “Déjame decirte que todo en la vida depende de la gente con la que te encuentres. Yo sólo puedo hablar de mi experiencia, porque es la única que he vivido y me complace decirte que todavía no me he topado con el primer alemán que me rechace o me de algún trato distinto por no ser de por aquí. En lo que a los chamos de la universidad se refiere, son super abiertos y basta con que seas amable para que te integren en sus grupos de amigos. Si sabes algo de alemán te los puedes meter rapidito en el bolsillo”. Por lo que en realidad todo depende del lugar a donde llegues.

“Las Universidades especifican muy bien en sus páginas webs sus requisitos de idioma, seguro médico, entre otros” declara para las personas que se encuentran averiguando este tipo de trámites, además, los contactos directos con el personal (a través de teléfonos o correos electrónicos), en caso de no obtener la información requerida de las páginas, siempre son muy efectivos, indica.

Aprendizaje continuo es esencial

Según este joven, la metodología educacional en su universidad es distinta a la de Venezuela, y que en algunos casos es probable que no hagan un examen en todo el semestre, si no al final, el cual requiere mucha preparación y constancia, por eso lo importante es estar en permanente estudio, incluso recuerda, que en algunas ocasiones no es tan importante asistir a la Universidad, lo importante es repasar los temas de clase desde el principio y no dejar mucho contenido acumulado.

Apartamento compartido: Estudiantes comparten una vivienda

Al igual que en cualquier parte del mundo, también en Alemania hay personas con malas intenciones. José Alejandro explicó que a la hora de buscar vivienda, puede que no sea tan complicado encontrarla, pero que en ningún caso debería emitirse ningún pago antes de manejar ciertos criterios y visitar el lugar.

“Aquí se suelen compartir apartamentos, que se les llaman WG (Wohngemeinschaften / pisos compartidos), y eso ahorra gastos como electricidad e internet, los cuales a diferencia de Venezuela, aquí sí duelen. Si escoges vivir en WG, procura no tomar una habitación muy pequeña, recuerda que ese será todo tu único espacio privado” manifiesta, y que los precios pueden variar dependiendo de la ciudad y la zona, aun así, enfatiza que es una exageración pagar más de 10 euros por metros cuadrados, salvo que sea un apartamento en un lugar céntrico y en una de las mejores ciudades de Alemania.

Sin duda alguna, casos como los de José Alejandro Urbina son un claro ejemplo de lo emprendedores y capacitados que son los alumnos del Colegio Humboldt Caracas para enfrentarse a los cambios en la vida a los que pudieran enfrentarse en Alemania o en cualquier parte del mundo en los que inicien sus estudios.